jueves, 31 de diciembre de 2009

365 DÍAS



Me molesta enormemente que alguien diga "odio los domingos", "no soporto los lunes", "estoy deseando que llegue el fin de semana", "cuento los días para las vacaciones" o " cuando me jubile haré esto y aquello" ... Me da la impresión de que están desperdiciando el tiempo que les toca vivir en su momento, que se pierden un trozo de vida, que posponen la felicidad o el bienestar para un futuro que quizás no es ni como lo imaginan.

Quiero saborear despacito mis 365 días en este año que empieza, con todos sus ingredientes, con sus maravillas y sus decepciones, con sus aciertos y sus fracasos, con sus obligaciones y sus pequeños placeres, con sus dificultades y sus nuevas ilusiones y, muy especialmente, con los cambios que haya en mi vida, con todo lo que se acaba y todo lo que comienza, para que el tiempo no pase tan deprisa.

De momento, me dispongo a vivir el día de hoy.

(Os deseo a todos unos lentos y de verdad vividos 365 días en este nuevo año).


2 comentarios:

  1. !Yo también quiero vivir intensamente los 365 dias!

    ResponderEliminar